Carácter De Acero

Ser valiente espiritualmente significa tener convicción, y un compromiso inflexible a la Palabra de Dios. Tener valor significa permanecer erguida en contra de los miedos intimidantes, que desafían nuestra fe.

Significa enfrentarte a la oposición, y en algunos casos, a la persecución por causa del evangelio. Una cristiano valiente es el que se mantiene firme en sus principios, y no en sus preferencias. Se mantiene firme en sus convicciones, no en sus conveniencias.

La valentía es la virtud que debe de ser deseada, por cada cristiano, y por cada iglesia de hoy. Vivimos en una era en que la gente está vacilando, y está comprometiéndose por todos lados. Muchos cristianos, y muchas iglesias, no están dispuestos a mantenerse firme por la verdad y la justicia, por la Palabra de Dios, y por el testimonio de Jesús.

Pero ya es tiempo que los discípulos de Cristo le den la espalda a la debilidad, y se vuelven decisivos, determinados, y dedicados ¡no importa cuál sea el costo! No necesitamos predicadores débiles, que presiden sobre iglesias débiles, predicando un mensaje débil a un mundo que se está muriendo. Necesitamos la valentía de los profetas y los apóstoles.

Necesitamos la fortaleza de carácter, y la valentía para mantenernos firmes a favor de la luz y la verdad.