El Eterno Plan De Dios

La resurrección fue y es el evento que definió el ministerio de Jesús, y que estableció cómo sería la relación de Jesús con la humanidad para siempre.  

Si bien el sacrificio en la cruz fue el momento en que la humanidad recibió el perdón de sus pecados por los méritos de Jesucristo, la resurrección es la que hizo realidad el verso que dice:

“De modo que si alguno está en Cristo, ya es una nueva creación; atrás ha quedado lo viejo: ¡ahora ya todo es nuevo!” 2 Corintios 5:17.

La cruz era necesaria para el perdón, pero la resurrección era necesaria para pasar de la muerte a la vida, tal y como le sucedió a Jesús.

Lo extraordinario del evangelio de Juan es que nos presenta el hecho de que la primera persona que tuvo contacto con el Jesús resucitado fue transformada inmediatamente de la muerte a la vida.