Libre De Temores

No hay nada más frustrante en la vida es no saber cómo funciona algo. Dios es el creador del diseño de nuestra vida. Dios nos diseñó y por tal razón nos conoce completamente.

Génesis 1:27 Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Muchas cosas en tu niñez te dijeron y hasta el día de hoy te afectan, o quizás en algún suceso de nuestras vidas que nos haya afectado severamente el subconsciente. No le tengas miedo a fracasar, no le tengas miedo a la vergüenza en caso de no alcanzar lo tus objetivos, no le tengas miedo a ser lastimado… el sufrimiento es parte del camino al triunfo.

Proverbios 29:25 El temor al hombre es un lazo, pero el que confía en el SEÑOR estará seguro.

Dios ha previsto una vida cien por ciento victoriosa para el cristiano, en todas las cosas que emprenda. No obstante, satanás y el reino de las tinieblas han traído cosas contra nosotros para que no se manifieste esa victoria. Hay cosas que nos hacen avanzar en tanto que otras nos hacen retroceder, pero Dios ha provisto un equipamiento para que el cristiano sea victorioso en todas las cosas que enfrente. Satanás quiere frenarnos, él no está interesado en que avancemos, que tengamos fe y esperanza, no quiere que seamos personas de éxito, no quiere que brillemos, que nos vaya bien, así que todos sus misiles y sus dardos atacan a todos aquellos que anhelan ser fieles a Dios, a quienes quieren crecer y llevar frutos y así extender el reino de los cielos.

Salmos 27:1 El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor?

LOS TEMORES NOS LIMITAN La fe es un potencial poderoso que rinde frutos para el reino de los cielos, y el temor es un poder negativo que rinde frutos para el reino de las tinieblas; la fe es el arma para los hijos en tanto que el temor es el arma de satanás contra el cristiano. Los temores provocan que no tengamos una vida de fe y asimismo la limitan, pero nuestra fe libera nuestro potencial.

Si quieres vivir una vida mejor de la que estás viviendo, no tienes que esperar que esa vida te caiga del cielo.¡tienes que tomar decisiones! si quieres crecer, mejorar, si quieres tener victoria, debes tomar decisiones en fe y enfrentar todos tus temores. Si entra la fe sale el temor, y si entra el temor la fe sale.¡Arrepiéntete de tus temores en el nombre de Jesús! ¡Hoy Dios puede transformarte en un valiente!