Pensando Como Dios Piensa

En muchos aspectos de la vida el hombre, el ser humano imagina y considera que sus ideas, razonamientos, opiniones o suposiciones son correctos e infalibles. Pero en la mayoría de los casos no es así.

NUESTROS PENSAMIENTOS PARA DIOS SON VANIDAD.

El Señor conoce los planes humanos y sabe que son únicamente vanidad.(Sal. 94:11)

A veces lo que para el hombre es correcto para Dios no lo es, ya que la mayoría de nuestros pensamientos van inclinados a pensar solo en nosotros mismos, muy rara vez estamos pensando en los demás, casi siempre nos enfrascamos en nuestros problemas, deseos, sentimientos etc.

Por eso el salmista le pedía al Señor que lo probara y que conociera sus pensamientos, y le mostrara si sus pensamientos eran buenos, y si no que lo guiara por el camino recto.

Sondéame, oh Dios, conoce mi corazón, pruébame, penetra mis pensamientos; mira si me conduzco mal y guíame por el camino eterno. (Salmo 139 23-24)

NUESTROS PENSAMIENTOS SON BUENOS SI LE ENCOMENDAMOS TODOS A DIOS.

El proverbista decía encomienda al Señor tus obras y sus pensamientos serán afirmados.

Encomienda al Señor tus obras y se realizarán tus planes. (Proverbios 16:3)

Confiemos en Dios para que todo lo que pensemos hacer sea un éxito.

Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.  (Salmo 37:5)

COMPAREMOS LOS PENSAMIENTOS DIVINOS CON LOS NUESTROS.