Serie YO PUEDO | Puedo Ser

Algunas personas pierden mucho tiempo y energía tratando de vivir de acuerdo a criterios, costumbres o formas que otros implantaron o que mantengan el mismo patrón generacional de ellos; adoptando identidades falsas y viviendo de manera limitada, en lugar de descubrir el propósito por el cual Dios los creó para vivir.

Estamos tan preocupados por lo que los demás quieren que hagamos que no podemos pensar que es lo que quiere Dios que alcancemos. Por lo mismo estamos en peligro de perdernos lo mejor de Dios. En Cristo tenemos todo lo que necesitamos para nuestra redención, para nuestro crecimiento espiritual, y solo en Él tenemos lo necesario para una vida plena y llena del poder de Dios.

Más que mirar al pasado a ver qué tipo de maldición pudiéramos estar sufriendo, miramos a la cruz y vemos como ahora somos benditos en Él. No debe de importarnos lo que la gente diga de nosotros. Yo soy lo que Dios dice que soy. Yo tengo, lo que El dice que yo tengo y eso creeré y eso confesare con mi boca.

Yo soy lo que Dios dice que soy: Soy más que vencedor desde antes de nacer. Soy Su hijo, y escogido por Él antes de la fundación del mundo. Soy un bendecido, un predestinado por Dios, con un propósito en mi vida.

El me ha dicho que estará conmigo todos los días, hasta el fin del mundo, como poderoso gigante. Yo soy hecho a Su imagen y semejanza - en poder, autoridad y señorío, sobre todas las circunstancias o adversidades. Lo digo y lo confieso con mis labios, y si DIOS lo dice, yo lo creo.