Una Vida Con Frutos

El Señor Jesucristo nos muestra que podemos pasar de la frustración al milagro, del fracaso a la victoria. Ya la deuda está cancelada en su muerte en la cruz, esto nos conduce a meditar en que la voluntad del señor es que seamos prosperados en todo lo que hagamos.

Deuteronomio 28:1 Y sucederá que si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el Señor tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.

La porción leída nos muestra que NUESTRA ACTITUD Y DISPOSICIÓN al oír la palabra De Dios y ponerla en práctica va a determinar el fruto que que tendremos.

Josué 1:8 Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditaras en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito.